Sinfónico 23

Comparte:

Sinopsis

Richard Strauss no fue el primer compositor en culminar una ópera con el éxtasis amoroso de una soprano al lado del cadáver de su amante –se le adelantó cuatro décadas Wagner en Tristán e Isolda–, pero si tuviéramos que tildar de necrófilo a alguno de estos dos títulos finalistas en este peculiar torneo, sería el de Salomé (1905). El escandaloso libreto –basado en Oscar Wilde, pero repleto del espíritu «transvalorador» que con tanta fruición celebró el joven Strauss en la obra de Nietzsche– constituye solo el punto de partida de una propuesta musical salvaje y refinada a partes iguales, que renueva la herencia wagneriana a golpe de efectismo aprendido de la giovane scuola italiana (el verismo) y que convierte así a Salomé y Juan el Bautista en los reversos perversos y tenebrosos de Isolda y Parsifal, respectivamente. El ulterior salto a la atonalidad de Schönberg y sus discípulos y la irrupción del Stravinski de La consagración de la primavera en París recolocaron las fichas del tablero musical centroeuropeo en menos de diez años. Pero durante al menos este periodo, Salome tuvo el honor de ser la obra más vanguardista y audaz jamás escuchada, antes de convertirse en esa brutal experiencia musical que nunca nos cansaremos de repetir.

Intérpretes

Repertorio

Autor Pieza
Richard Strauss
Salomé, op. 54 (Ópera en versión concierto)

Entradas

Venta de entradas próximamente.